Tipos de parto

Durante el curso de preparación para el parto y según la manera en que transcurrió su embarazo, usted puede planificar cómo le gustaría que nazca su bebé. Naturalmente y como la fecha prevista para el nacimiento se aproxima, la ansiedad con respecto a ese momento tan esperado aumenta.

embarazo

Si su bebé se ha dado bien la “vuelta” y se ha posicionado “patas arriba” (presentación cefálica), si las membranas están intactas y el útero también y si no hay ninguna patología materna o fetal conocida, es probable que su bebé nazca por parto natural.

Sin embargo, hay situaciones en las que su médico puede recomendar que se haga una cesárea o a veces incluso la cesárea se puede hacer por una opción de conveniencia personal, sin razones clínicas.

En cualquier caso, lo más importante es permanecer tranquilo y confiado y vivir el nacimiento de un hijo como un momento excepcional e irrepetible, puesto que ninguna experiencia vital se aproxima a ésta.

Parto natural

El parto natural es la expulsión del bebé por la fuerza generada por la contracción de las paredes del útero en la segunda fase del parto. Es posible que sea necesario ayudar al bebé con instrumental, pero siempre usándolo fuera del útero.

De manera regular, este tipo de parto pasa por tres fases : dilatación del cuello uterino (fase temprana y más prolongada del parto, en el cual la mujer sólo dilata entre 3 cm y 4 cm momento en el cual puede ser transferida la sala de partos); expulsión del bebé (segunda fase del parto ), cuando las contracciones se convierten aún más intensas y la dilatación alcanza hasta los 10 centímetros y la tercera y última fase del parto, con la expulsión de la placenta, limpieza del útero y sutura del perineo, en caso de haber realizado una episiotomía.

parto

A veces, puede ser necesario inducir el parto o realizar una cesárea cuando nada podría hacer pensar en que fuese necesaria. En ese caso, tanto la madre como los familiares tienen que mantenerse tranquilos y confiar en su equipo médico, además de enfrentar este cambio positivamente. En la sala de partos, todos trabajan para que el bebé nazca sano y sin complicaciones y para que usted pueda vivir este momento tanto como sea posible.

Cesárea

Una cesárea es un parto inducido que consta de un procedimiento médico que va a sacar al bebé del útero. Como se trata de una cirugía se lleva a cabo obligatoriamente en el quirófano. La duración media de una cesárea es de una hora aproximadamente.

En la cesárea se realizan pequeñas incisiones (cortes) en el abdomen y útero a través de las cuales es posible extraer al bebé. Después de que aspira el líquido amniótico, el bebé se “extrae” (procedimiento que requiere unos 5 a 10 minutos). La cesárea se realiza después de la anestesia (epidural o general).

La recuperación postparto de una cesárea es generalmente más larga que la de un parto normal y el postparto es también mucho más doloroso. Su pareja puede o no puede asistir a la cesárea aunque lo mejor es que esté presente en todo momento.