Las dudas sobre los alimentos y el dolor de cabeza

Las dudas sobre la asociación entre la dieta y los dolores de cabeza son todavía muchos. Pero, ¿qué alimentos y bebidas son los que más a menudo son acusados de provocarlos?

dolor de cabeza

No es raro escuchar a las personas que sufren de dolores de cabeza que sus ataques son desencadenados por ciertos alimentos y bebidas. Aunque la evidencia científica de la asociación entre este trastorno y la alimentación está lejos de ser definitiva, la experiencia de muchas personas parece confirmarlo. Sin embargo, parece que esta afirmación no es cierta el 100% de las veces

En algunos casos, por ejemplo, la comida acusada de desencadenar los dolores de cabeza no los causan tantas veces como se consume esa comida. Otras veces la diferencia entre que nos duela la cabeza o no puede ser la cantidad de un determinado alimento o una bebida que ingerimos.

En otros casos los alimentos desencadenan los dolores de cabeza sólo cuando se asocian con otros factores, como el estrés y los cambios en los niveles hormonales.

Por todas estas razones, identificar los alimentos asociados con el dolor de cabeza no es una tarea fácil. De todas formas, hemos hecho una lista de los alimentos y las bebidas que más a menudo son acusados de ser los responsables del dolor.

Los alimentos ricos en tiramina y taninos

Estas sustancias naturales son a menudo acusadas de provocar el dolor de cabeza, pero en realidad las evidencias en contra de ellos son consideradas débiles por muchos científicos.

La tiramina se encuentra en el vino tinto, cerveza, en los plátanos demasiado maduros, en el queso, la carne de cerdo, en los alimentos a base de soja, en ciertos tipos de carnes procesadas, nueces y chocolate. Los taninos están presentes en el café, té, chocolate (que no parece ser responsable de los dolores de cabeza), vino tinto y jugo de manzana.

vino y dolor cabeza

Los alimentos que contienen aditivos alimentarios y los edulcorantes artificiales

Incluso en este caso, la evidencia científica de sus lazos con el dolor de cabeza no se puede considerar definitiva, pero son diferentes rumores de que el aspartamo – un edulcorante artificial – algunos aditivos contenidos en las carnes procesadas y el glutamato monosódico puede provocar dolores de cabeza.

El chocolate

Los estudios científicos parecen indicar que el chocolate provoca los dolores de cabeza, pero en realidad lo que da dolor de cabeza no es ingerirlo. Más bien, el ansia por el chocolate puede estimular el estrés o los cambios hormonales. Dado que se trata de dos factores bien conocidos, que pueden desencadenar un dolor de cabeza parece que el ansia por comerlo es uno de los factores que nos causan estos problemas, por lo que si nos ocurre esto, lo mejor es dejar de consumirlo.

chocolate dolor de cabeza

Alcohol

El alcohol está entre los acusados cuya culpabilidad existen menos dudas. Algunas personas tienen dolor apenas prueban el alcohol, y entre las bebidas que más dolores de cabeza causan parece estar el vino, cuyo consumo está muy extendido en la cultura mediterránea.

Las bebidas que contienen cafeína

El papel de esta molécula es ambivalente: en algunos casos puede aliviar el dolor en la cabeza; No sólo eso, la cafeína también aumenta la absorción de algunos medicamentos utilizados para combatir el dolor. Sin embargo, cantidades excesivas de esta molécula pueden ser los desencadenantes de los dolores de cabeza.

La mejor solución es no superar los 200 mg por día, lo que corresponde a aproximadamente 4 tazas de café (pero la cantidad puede variar dependiendo de la mezcla utilizada) y alrededor de 350 ml de una bebida de cola.

En caso de que pienses que la cafeína es la causante de tus dolores de cabeza, no debes dejar de consumirla de repente, ya que esto también te podría causar dolor.

La importancia de los hábitos alimenticios

Para averiguar si estos u otros alimentos son los responsables de los de dolores de cabeza los expertos recomiendan mantener un diario de alimentos y apuntar cuándo sufrimos los dolores.

De todas formas no hay que olvidarse de que además de un solo alimento hay más factores en juego, como los hábitos alimenticios y la forma en la que comemos.
Para evitar los dolores, parece que lo mejor es comer de forma regular y tomar algunos aperitivos, con pocas calorías, entre medias.