¿Cuidas bien tu piel?

La piel es el mayor órgano del cuerpo, pero lo cierto es que muchas personas no cuidan la piel de su cuerpo como deberían. Más que decir que no la cuidan, podemos decir que no hacen caso de ella, lo que yo considero que es un error grave.

hidratar la piel

El cuidado de la piel comienza en la ducha

Podemos comenzar a cuidar nuestra piel en la ducha, y en concreto lo que podemos hacer es no agredirla con cualquier tipo de gel de baño, el cual puede llevar productos químicos dañinos a la larga.

cuidar piel ducha

Mi consejo es que a la hora de ducharte elijas un gel sin parabenos, unos compuestos químicos muy perjudiciales para nuestra salud, y que siempre compres uno de pH neutro, que no te va a perjudicar, al respetar tu piel pues no cambia el pH.

Sólo con esto ya estás dando un enorme paso adelante para evitarte problemas como irritaciones, enrojecimientos, grietas, sequedad y un largo etc.

Hidrata tu piel a menudo

Ya sabrás que estamos compuestos por mucha agua, por lo que hidratar la piel es muy importante, sobre todo en determinadas épocas y circunstancias.

Por ejemplo, en verano la piel sufre mucho con el agua, tanto con la clorada de duchas y piscinas como con la salada del mar. Aunque no nos damos cuenta, no paramos se agredir la piel, y paradojicamente este agua la puede deshidratar.

Por ello, lo mejor es que después de cada ducha uses una buena leche corporal para que tu piel siempre esté bien hidratada. Si después de cada ducha te parece excesivo, puedes usar la crema hidratante cuando notes que la piel está un poco seca.

Mucho cuidado con el Sol

El Sol es quizá el agente agresor más peligroso para nuestra piel. Ahora en verano tomamos mucho el Sol, tanto cuando estamos por la calle o haciendo deporte, como cuando nos bronceamos en playas y piscinas.

bronceador, protector solar

Aquí un agente protector de un factor adecuado es imprescindible, tanto para que tu piel no se vea agredida y te salgan las molestas quemaduras, como para preservar tu salud en un futuro, evitando la aparición del cáncer de piel.