Cómo se debe tomar el colágeno y para qué sirve

¿Quieres tomar colágeno? Hay varias razones por las cuales puedes querer tomar un suplemento con esta proteína, de manera que te vamos a explicar cómo lo debes tomar y para qué sirve. Si quieres saber más sobre esta proteína puedes entrar aquí https://colageno.win, una página en la que explican todo lo que hay que saber sobre la proteína de la eterna juventud.

como tomar suplemento de colageno

¿Para qué sirve el colágeno?

El colágeno es una proteína que tenemos en nuestro organismo y que tiene varias funciones, como la de mantener los músculos y los tendones en buen estado.

Además, el colágeno es el que se encarga de que la piel sea elástica, o lo que es lo mismo, que esta proteína es la responsable de que parezcamos jóvenes.

El problema es que con la edad se va perdiendo. Eso hace que aparezcan las primeras arrugas, que el pelo se vea peo y que nos comiencen a doler las articulaciones, que perdamos elasticidad, etc.

suplemento de colágeno

Ahora que ya sabemos para qué sirve es el tueno de ver cómo se debe tomar, ya que hay varias formas de hacerlo.

Colágeno en pastillas. Cómo se debe tomar

Una de las maneras de tomar el colágeno es en pastillas. Es la manera más sencilla, ya que sólo hay que acudir a una farmacia o a una tienda de suplementos y comprar un bote.

En este caso el colágeno no suele ir sólo, sino que va acompañado de otros compuestos como el ácido hialurónico o el magnesio con el fin de potenciar su efecto.

Sobre la dosis, siempre hay que leer las indicaciones que da el fabricante y no sobrepasarlas nunca, salvo consejo médico. Además, se suele recomendar tomar el suplemento de colágeno por la mañana con el desayuno, ya que parece que en ese momento las proteínas se asimilan mejor.

Tomar colágeno con la dieta

Otra de las formas de tomar colágeno es cambiando nuestra dieta para incorporar aquellos alimentos que tienen una cantidad mayor de esta proteína.

Es una manera más natural de tomar el colágeno, mucho más barata que tomarlo en pastillas, pero menos efectiva, de manera que  se recomienda para aquellas personas que no necesiten grandes cantidades de colágeno.

La cosa no es tan fácil como tomar un alimento y empezar a producir colágeno en cantidades industriales, por lo que hay que añadir varios alimentos a nuestra dieta.

Podemos comenzar por aumentar la ingesta de huevos e introducir el germen de trigo en nuestra alimentación. Por supuesto, la proteína procedente del pescado  y de la carne menos grasa es imprescindible.

colágeno

No quiero complicarte la vida con explicaciones complejas, pero también se necesita un consumo elevado de vitamina C, que encuentras en frutas y verduras como la naranja, el kiwi, las fresas o los tomates.

También vas a necesitar consumir alimentos con mucho cobre, un elemento que ayuda a que cuando el colágeno se produce dentro del organismo se termine fijando, que es lo que nos interesa.

Algunos alimentos ricos en cobre son las legumbres, la lechuga, la col, la escarola, el hígado o el marisco.

En el caso de la piel lo podemos reponer con cremas

El colágeno de la piel, cuya falta provoca las arrugas, también se puede “tomar” a través de cremas.

Pongo tomar entre comillas porque es evidente que no te vas a comer la crema, pero ponerte una pomada con mucho retinol ayuda a que la piel reponga el colágeno perdido, un proceso largo que requiere de mucha constancia.